Dentro de la cueva estaban un vagabundo y una emperatriz. La emperatriz Marilia era muy bonita. Sus ojos eran azules y brillantes como las estrellas. Su cabello como la noche. Le encantaban los vestidos largos, coloridos y los altos tacones. Adoraba los collares de caracolas y su corona de flores, en la que se posaban miles de mariposas de todos los colores. El vagabundo, al que todos conocían como “don Bigote” era bajito, rechoncho y muy ágil. Sus ojos eran marrones y risueños, porque era muy feliz. Le gustaba conocer personas y lugares, por eso recorría el mundo con su atado al hombro. Marilia y don Bigote eran hermanos, pero nadie lo sabía, se habían encontrado en la cueva para mantener su secreto a salvo, pero se encontraron con un problema · Apareció el emperador con su guardaespaldas · Un enorme pájaro los atrapó con sus garras · Llegó la chismosa del pueblo con su celular · Vinieron el león y la leona que vivían en la cueva

lunes, 25 de abril de 2011

Oh!!!! ¿Qué sucedía?.Marta y pruden por más fuerza que hacían no podían abrirla.
No sabían que hacer, probaban con todo lo que encontraban a su paso, y nada...
Comenzaron a ponerse muy nerviosos; tanto, tanto que ni se escuchaban, pues los dos hablaban al mismo tiempo  y cada vez gritaban más. A medida que pasaba el tiempo el desespero era mayor, no podían salir...
No comprendían que había sucedido.
Marta comenzó a llorar, Pruden para tratar de calmarla dijo que tenía una idea genial para poder salir...
Autores: Agustín Pérez, Noel Abreu.
Ilustración: Nicolás Píriz
Tutora: Mta Margarita Díaz
Clase 2do año A
Escuela Nº 125 "Luisa Blanco Acevedo de Soca"
Localidad Soca
Departamento:Canelones
País: Uruguay

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada